La leguminosa que sostiene al país

Comparte nuestras redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El frijol es una leguminosa que nos ha acompañado a lo largo de nuestra vida, que se consume en la mayoría de las casas mexicanas, no importando su estrato social y sin lugar a dudas por su alto contenido en proteínas por ser una gran fuente de hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales ha ayudado a una buena cantidad de mexicanos a sobrevivir, a mejorar nuestra dieta, es por ello que mencionamos que la leguminosa sostiene al país porque nos ha acompañado en nuestra mesa en muchas ocasiones.
El frijol es orgullosamente de origen mexicano, hace algunos años un grupo de investigadores ha determinado que estas leguminosas se originaron en México, publicó Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Los frijoles son las semillas contenidas en la vaina de la planta que pertenece al género Phaseolus. Corresponden a la familia de las leguminosas junto con la soya, el chícharo, la lenteja, el garbanzo, las habas y las alubias.
En el mundo se conocen alrededor de 150 especies, de las cuales 50 se encuentran en nuestro país. Los frijoles de este género son originarios de América, principalmente de Centroamérica. Esta leguminosa es conocida en otras partes del mundo como judías, habichuelas, poroto, alubias, entre otros. Las variedades más consumidas en México son los frijoles negros, pintos, flor de mayo y de junio, peruanos y bayos, aunque varía por región, por ejemplo, en el norte hay una mayor demanda de pintos, en el occidente de claros, y en el centro y sur de negros.
Contenido nutrimental del frijol: Los frijoles nos brindan un gran aporte de ácido fólico, unos 300 miligramos por cada 100 gramos de producto. Por lo tanto, se convierte en un buen aliado para las mujeres que desean quedar embarazadas, así como aquellas que todavía se encuentran en el primer trimestre de gestación, que es cuando las necesidades de ácido fólico son más requeridas en el embrión para evitar la espina bífida. También nos aportan niacina y vitamina B1.
Los minerales son otro de sus fuertes, pues son ricas en hierro. De hecho, tienen unos 6 miligramos por cada ración de 100 gramos. El magnesio es otro de los minerales que forman parte de su composición. En concreto, nos ofrece alrededor de 160 miligramos. Tampoco hay que perder de vista al fósforo o el potasio. La presencia de este último es especialmente destacable, con unos 1.160 miligramos por ración.
Por supuesto, también es una gran fuente de fibra. En concreto, nos aporta 21 gramos, tanto soluble como insoluble, cuando deberíamos ingerir al menos 25, según las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés). No hacerlo nos expone a un mayor riesgo de enfermedades cardiacas. Un estudio realizado en la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que los frijoles son una de las principales fuentes de proteínas en la dieta humana porque contienen aminoácidos esenciales como lisina, treonina, valina, isoleucina y leucina.
Existen numerosos estudios clínicos que avalan que el consumo regular de frijol ayuda a la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, obesidad y enfermedades relacionadas con el aparato digestivo, ya que reduce el nivel de colesterol y glucosa en la sangre.
Hay que recordar que la presencia de pigmentos en los alimentos vegetales revela la presencia de fitoquímicos, compuestos que protegen nuestras células de la oxidación. En el caso de los frijoles, están más presentes en aquellos de color negro o morado por lo que tienen una mayor capacidad de inhibir células cancerígenas en algunos órganos como colon, hígado y mama.
Ahora que conoces un poco más sobre esta gran leguminosa de origen mexicano te invitamos a que la incluyas entre tus platillos de preferencia cocidos o guisados con poco aceite, además su precio es accesible y con un gran rendimiento. Cuando comes frijoles ingieres muchos nutrientes e historia de nuestro país. Si requieres más información puedes contactar a LNCA. José Isaid León Rodríguez, vía Facebook: Equilibrato Consultorio Nutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *