=LAMENTO SURIANO=

Comparte nuestras redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
(Por Popo Astudillo Méndez)
Desde que estos montes nos parieron –en un petate unos y en una alcoba otros- como nación independiente, siempre hemos estados divididos, confrontados a rabiar. Los ricos contra los pobres, los del campo contra los de la ciudad; los liberales contra los conservadores; la iglesia contra el Estado; los centralistas contra los federalistas, la mitad de la republica contra la otra mitad. Y esta división eterna, siempre le ha beneficiado a la nación más hambrienta del mundo; me refiero a nuestros vecinos del norte.
Recuerden que nos robaron más de la mitad de nuestro territorio en el siglo XIX. División que en la mayoría de los casos, los gringos la han alentado –No hay peor enemigo de un mexicano que otro mexicano- Si un día todos los mexicanos nos uniéramos por las causas comunes, seriamos la nación más poderosa, ¡imposible! En 1829, ganó las elecciones Vicente Guerrero, los conservadores no permitieron que tomara posesión como presidente de la Nación, razón o pretexto, es que no era blanco como la élite que aún dominaba en la naciente república. Este fue el primer fraude que registra la historia.
López Obrador está prácticamente sólo –me refiero a quienes supuestamente lo acompañan en su gabinete- un hombre contra el mundo. Sus opositores nunca le van a dejar en paz. Hoy día lo están atacando por diferentes frentes en una acción perversa, diabólica, son unos cuantos, pero esos cuantos tienen el poder económico para comprar a los judas que quieran. Son dueños de medios de comunicación, de grandes empresas, delincuentes, sí delincuentes que han visto afectados sus intereses, acostumbrados a no pagar luz, agua, impuestos, y no conformes con eso recibiendo apoyos económicos para sus empresas. Con la llegada de un gobierno honesto, se les han ido grandes negocios por todos conocidos, el que quiera ver que vea; en lo personal no me importa, mi conciencia como mexicano está en paz, pues como hijo de la patria he luchado por causas justas.
Tiene dos caminos Obrador, uno: entregarles la Nación a los inconformes para que la sigan saqueando; para que Felipe Calderón entregue –como si fuera su propiedad- a las mineras extranjeras el resto del territorio mexicano. Para que Peña Nieto y compañía, le pidan los millones de dólares a las empresas petroleras extranjeras a cambio de entregarles nuestro petróleo. Decirles a la Coca-Cola, Sams, Wal-Mart y demás tiendas departamentales trasnacionales que ya no van a pagar impuestos –como en los gobiernos prianistas- para que dejen de estar “chingando”. También decirle a Bimbo y a las tiendas OXXO, que ya no van a pagar la luz que consumen; para que también estén en paz, con el nuevo gobierno. Expresamente también decirle a los narco-gobernadores que ya no se les va a investigar, y así dejen trabajar a Obrador en su proyecto de nación.
Comentarles a los políticos mañosos que pueden continuar guardando el dinero -que le roban a la hacienda publica- en los bancos extranjeros y así también dejen avanzar la cuarta transformación. Al INE, continuar con sus fraudes y así tener contenta a la elite del poder.
El otro caminos es aplicar la ley; pero esto conlleva a que esta fauna depredadora de empresarios, políticos y comunicadores, corran a llorarle a Biden, diciéndole que el régimen comunista de Obrador los está reprimiendo. Esto alienta a los EUA para aprovechar el desconcierto y apropiarse de una vez de la Península de Baja California. Mi conciencia de mexicano está en paz, jamás he marchado con esa derecha fascista; con esos conservadores hipócritas. El pueblo –una gran parte- jamás cambiará, por unas despensas, un rotoplas y unas cuantas monedas, venden a su santa madre –que es la patria- de hecho en cada elección venden a su madre. ¡Ojala! Que esa migajas que les dan, esos dineros que reciben; les quemen sus manos. Son mis mejores deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *