Uno de los principales problemas de salud que ocasionan infertilidad en México

Comparte nuestras redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El mes de marzo, es conocido como el mes de la mujer, es importante fomentar el cuidado de ellas y no sólo este mes si no siempre, desgraciadamente una de las enfermedades más recurrentes en la edad reproductiva de la mujer es el Síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un padecimiento que desgraciadamente lejos de disminuir a aumentando la incidencia en nuestro país.
En México, entre 6 y 10 por ciento de las mujeres en edad reproductiva padecen el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), enfermedad en la que existe un desequilibrio de hormonas sexuales, provocando cambios en el ciclo menstrual, quistes, dificultad para quedar embarazada, dolores menstruales y, en el peor de los casos, cáncer de matriz.
El estudio de este síndrome comenzó en 1935 cuando Stein y Leventhal publicaron la primera descripción de este fenómeno complejo, caracterizado por mujeres que presentaban amenorrea, hirsutismo (crecimiento excesivo de vello), obesidad y apariencia poliquística de los ovarios.
Se puede definir al (SOP) Como un trastorno hormonal que ocasiona ovarios de mayor tamaño con pequeños quistes en los bordes externos.
La causa del síndrome del ovario poliquístico no se conoce con exactitud, pero puede implicar una combinación de factores genéticos y ambientales.
Algunos de los síntomas más característicos son la menstruación irregular, el crecimiento de vello en exceso en la cara, brazos, espalda, el acné y la obesidad.
El tratamiento incluye pastillas anticonceptivas para regularizar la menstruación, un medicamento llamado metformina para prevenir la diabetes, estatinas para controlar los niveles elevados de colesterol, hormonas para aumentar la fertilidad y procedimientos para eliminar el exceso de vello. Los signos y síntomas del síndrome de ovario poliquístico suelen ser más graves si la mujer tiene problemas de obesidad.
Se puede afirmar con seguridad que el principal tratamiento para el SOP es llevar a cabo un estilo de vida saludable acompañado de una alimentación equilibrada y la práctica regular de actividad física.
Me gustaría recomendarles algunos alimentos para tratar y evitar el (SOP): Es importante incluir dentro de nuestra dieta alimentos ricos en fibra como lo son las frutas y verduras por su gran aporte de fibra, vitaminas y minerales son una excelente opción, pero debemos de preferir las que presentan un bajo índice glucémico (tienen poca azúcar) por ejemplo: fresas, arándanos, cerezas, kiwis, manzanas Golden, uvas y de verduras podríamos preferir las de hojas verdes como las espinacas, acelgas, lechugas, nopales, calabacitas, pimientos, ejotes por su gran contenido de fibra y ácido fólico.
También es importante incluir el consumo de cereales integrales como el maíz, avena, amaranto, trigo y tomarlos en porciones adecuadas para evitar elevar los niveles de glucosa en sangre.
Leguminosas: Son ricas en fibra y poseen un índice glucémico bajo además de proporcionar saciedad y relacionarse con la pérdida de peso. En varios estudios se ha visto que su consumo habitual (mínimo 2-3 veces/semana) puede ayudar a aumentar los niveles de la proteína transportadora SHBG (hormonas sexuales) lo que ayudaría a reducir los niveles de testosterona libre en sangre. Son muy versátiles y las podemos incorporar en diferentes preparaciones.
Proteína: Generalmente las proteínas no elevan los niveles de insulina como los hidratos de carbono. Son saciantes, por lo que su consumo se asocia a la pérdida de peso y grasa además de estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Es importante incluir pescados, pollo, huevo, quesos, leche y yogur descremados y sin adición de azúcar.
Grasas saludables: Las grasas omega-3 son esenciales ya que mejoran tanto la sensibilidad a la insulina como los niveles de colesterol sanguíneos. Asimismo, algunas mujeres con SOP pueden tener los niveles de prolactina (hormona producida por la hipófisis) muy elevados dando lugar a alteraciones del ciclo menstrual (anovulación) y posibles problemas de fertilidad. Es fundamental incorporar el consumo de grasas saludables para elevar los niveles colesterol HDL, necesario para una óptima producción hormonal (todas las hormonas sexuales derivan del colesterol). Podemos encontrarlas de forma natural en los frutos secos (almendras, nueces, cacahuates, semillas de calabaza o girasol, ajonjolí), yema del huevo, aguacate o en el aceite de oliva virgen extra.
Es importante suplementar la dieta de las mujeres con (SOP) con ácido fólico porque ayuda a tratar la infertilidad, mejora sus cilcos menstruales. La deficiencia de vitamina D se asocia a una mayor resistencia a la insulina y un aumento de peso. La exposición solar es el factor principal en la producción de calciferol (vitamina D3). También podemos encontrarla en alimentos como los lácteos, pescado azul y la yema de huevo.
El inositol: Es una sustancia perteneciente a las vitaminas del grupo B y otorga numerosos beneficios: ayuda a regular los ciclos hormonales (reducen los niveles de testosterona libre y aumentan los de LH), mejora el hirsutismo y acné e interviene en el metabolismo del azúcar y las grasas favoreciendo la pérdida de peso. Se ha visto que la ingesta de 3-4g de inositol al día aumenta la sensibilidad a la insulina y mejora la ovulación. También podemos encontrarlo de forma natural en los alimentos: Frutas cítricas, legumbres, frutos secos y algunos vegetales.
Recuerda incluir alguna actividad física de tu agrado como caminar, trotar o andar en la bicicleta por mas de 35 minutos 6 días por semana para reducir el riesgo de presentar este síndrome de ovario poliquístico ya que tiene una relación directa con los problemas de sobre peso y obesidad.
Acude con tu nutriólogo y ginecólogo si presentas algunos de estos síntomas ellos te podrán orientar a llevar el mejor tratamiento para ti.
Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.
https://www.facebook.com/Equilibrato/
LNCA. José Isaid León Rodríguez.
Coordinador de Equilibrato Consultorio de Nutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *