“Chilate” Una bebida emblemática de Guerreo

Comparte nuestras redes
         
 
 
  
El chilate es una bebida originaria de la Costa Chica de Guerrero, México, preparada a partir de cacao, arroz, canela y azúcar.. El chilate se sirve frío.
El chilate es una bebida muy presente en comunidades amuzgas, mixtecas, tlapanecas y afromexicanas en el estado de Guerrero, también se consume en la Ciudad de Chilpancingo y Acapulco.
Su nombre proviene del náhuatl chiliatl, donde chilli es chile, y atl, agua; esto es, “bebida de chile”, la cual es elaborada a base de cacao, canela, arroz y piloncillo. Esta combinación de ingredientes (que curiosamente no incluye chile), inició desde la época de la Colonia en México, entre el siglo XV y XVI.
Para la preparación del chilate se tuesta el cacao en un comal o sobre una plancha, y posteriormente se muele, junto al arroz, la canela y se cuela con una manta rala o un colador fino, vertiendo agua poco a poco. Una vez colado, se agrega el piloncillo al gusto.
En la Región de Costa Chica la preparación del chilate Guerrerense consta de dos clases de semillas, el cacao colorado y cocoapataxte, se tuestan los granos en un comal de barro, se pelan y se ponen a remojar en agua fría para posteriormente escurrirlos y molerlos hasta obtener una pasta homogénea que se disolverá en agua, se le agregará canela y endulzante piloncillo. Se toma bien frío, con hielo.
El modo de servir el Chilate de Guerrero es muy importante para darle una presentación espumosa clásica. Se sirve la bebida de forma normal en un vaso y se vierte en otro diferente desde una altura de aproximadamente 50 cm, dejando caer el chorro de modo que haga espuma.
El chilate es nutritivo ya que nos aportan energía a través de hidratos de carbono, lípidos y proteínas, calcio, nos aporta vitaminas del complejo B, cloro, cromo, zinc y magnesio. Aproximadamente 100 gramos de chilate nos aportan 293 calorías y 5 gramos de fibra, así que es considerada una bebida energética.
Nos ayuda a regular el sistema inmune, además de que el magnesio estimula el sistema nervioso por lo que es bueno para el sistema digestivo, el cromo ayuda a tratar problemas de diabetes porque hace que la insulina haga su función correcta.
El chilate es rico en polifenoles que desinflaman nuestra piel, nos ayuda a producir endorfinas, que nos brinda una sensación de bienestar o estar alegres.
Es necesario poder fomentar el consumo de alimentos saludables y con gran valor nutricional de cada región del país y evitar que estos platillos se extingan y no los prueben las futuras generaciones.
Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.
LNCA. José Isaid León Rodríguez.
Coordinador de Equilibrato Consultorio de Nutrición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.