El Temible Ares, luchador de la primera generación en Chilpancingo

Comparte nuestras redes
         
 
 
  
Por Daniel Julián
Parte II de IV
Ok, vamos a iniciar –exclame- y frente a frente nos situamos y con mi cámara inicie a grabar el interrogatorio luchístico de mi anfitrión, el Temible Ares es originario de Ocoapa, municipio de Copanatoyac, Guerrero, nació el día 08 de enero del año 1960 y es el menor de dos hermanos, la situación geográfica de su lugar de origen le permitió aprender de manera natural el mixteco, que representa la segunda lengua indígena más importante del estado de Guerrero, cursó sus estudios profesionales en la facultad de Filosofía y Letras donde obtuvo la Licenciatura en Sociología sin embargo, regreso nuevamente a prepararse y culmino la Licenciatura en Psicología así como un posgrado.
Charlar con él es algo fabuloso si además agregamos que es una persona de trato humilde, culto y educado, al interior de su familia tanto paterna como materna ningún otro familiar practicó la lucha libre, es importante señalar que debutó con el nombre del Temible Ares desde un inicio y no utilizo nombres pilotos como suele suceder en algunos casos para adquirir experiencia, no desaproveche para preguntar, ¿Por qué eligió el nombre del Temible Ares?, contestándome lo siguiente: el nombre surge a raíz de estudiar a los filósofos griegos de donde adopte el nombre de Ares que significa “el Dios de la Guerra”, por lo tanto el nombre del Temible Ares significa “El temible Dios de la guerra” y siendo aguerrido adopte pertenecer al bando rudo para darle batalla a los luchadores técnicos.
El día de la entrevista el Temible Ares se encontraba ataviado con una hermosa máscara que cubría su rostro, la cual durante años le ha permitido proteger su identidad, el diseño de la máscara tiene dos colores que son el amarillo y verde, ¿Qué significan?, por sugerencia propia decidí ocupar estos dos colores, el verde y el amarillo canario por admiración e inspiración en aquel legendario luchador Fishman, inicialmente este deporte de la lucha libre lo conoció de manera circunstancial recordando que antes de él entrenaban otros compañeros de su generación en la extinta Arena “Morelos”, cuando se ubicaba en la colonia Rufo Figueroa y que al frente de la misma se encontraba como joven promotor el sr. Armando Nájera.
Atraído por la curiosidad fue que se acercó para preguntar qué era eso que hacían, después de una pausa respondió que fue Cosman quien se acercó a él respondiendo: “estamos entrenando para ser luchadores”, cuando se integró a los entrenamientos recuerda que se tenía que aportar la cantidad de $10.00 de manera semanal, la cual servía para cubrir gastos de mantenimiento del espacio, en esta parte de la entrevista agrego el siguiente comentario: “los entrenamientos eran entrenamientos duros y disciplinados era algo que tomábamos muy en serio, no íbamos a jugar o a hacer relajo”… continuará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.