Los papás jamás deben quitarle autoridad al entrenador

Comparte nuestras redes
         
 
 
  

Los papás jamás deben quitarle autoridad al entrenador

Después de tener un acercamiento con diferentes ligas de futbol que tienen categorías menores, he puesto atención en el comportamiento de los padres de familia cuando sus hijos están en pleno juego, y la triste realidad es que la postura de los padres es en su mayoría un poco exagerada al querer opinar, o incluso gritarle a su hijo que hacer durante el partido, desconcertando al niño por no saber qué hacer, si hacerle caso a su papá o al entrenador, el padre que ejerce de entrenador es una equivocación, como padre no tienen que esperar que el niño rinda. Hay que recordar el motivo por el cual el niño elige un deporte, lo hace porque se relaciona y porque es un deporte sano, no hay que confundir el objetivo.

La motivación tiene que ir relacionado con el esfuerzo, es importante felicitar a los niños, cuando se dé el caso, no hay que motivar para que el niño haga más o que haga cosas que el entrenador no pide, cuando acaba el partido es típico encontrar quejas de los padres exaltados, cuando el niño escucha eso se siente valorado y evaluado, pero no se siente animado, entonces pierde por completo el fin que tenía de jugar, el único que tiene que corregir es el entrenador, a los padres de familia les corresponde reforzarles los valores como el respeto, la disciplina, el compañerismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.