Marcial Frías Organista 52 años de aficionado en la lucha libre

Comparte nuestras redes
         
 
 
  
Por Daniel Julián
Parte VI final
En cuanto al cartapacio, están guardados los autógrafos “made in”, Arena “K.O al gusto” década setentera, entre los cuales se visualizan el de los Villanos, I, II y III, Espectro Jr., (Antonio Peña Herrada), Goliat Ayala, Gorila Flores, El Alemán, Alimaña, Halcón Dorado, Águila Imperial, Ricky Roldan, Búfalo Negro, Fantasma de la Quebrada, El Audaz, El Matemático entre otros, en el aspecto personal de don Marcial, uno de sus primeros trabajos fue en la forestal “Vicente Guerrero”, una empresa grande que tenía sucursales en diferentes partes del estado de Guerrero, en donde se empleó como pintor, ahí su jefe fue el señor Mauricio Olaiz, quien le compartió buenas técnicas para mejorar, en ese trabajo se dedicó a pintar las aulas de madera que realizaban los carpinteros del aserradero en las diferentes comunidades del estado y posterior a este empleo ingreso como pintor y rotulista en las filas de la Conasupo.
Don Marcial se describe como una persona autodidacta que obtuvo el gusto de dibujar y rotular gracias a mirar las revistas de lucha libre y que gracias a las revistas especializadas de este deporte le enseñaron a dominar lo que hoy considera el arte en el dibujo de la lucha libre, don Marcial demostró su trabajo en la Escuela Normal de Ayotzinapa “Isidro Burgos”, fue don Mauricio Olaiz, su jefe quien le expreso: “tenemos una chamba para ti en la normal de Ayotzinapa”, en realidad se trataba de remarcar los murales, al inicio el comité de la escuela no lo aceptaba del todo, ya que imaginaban que quizá se trataba de “una oreja del gobierno”, pero sin duda se ganó su lugar cuando le dio una mejor proporción a uno de los murales principales de la escuela que reflejaba la cara del “che” Guevara.
Un mural que abarca dos niveles de un edificio de la escuela, ese mural en la parte inferior de lado derecho tiene su firma que se lee así: “Marcial´90”, la comunidad estudiantil quedo agradecida por su trabajo que fue invitado a impartir un taller de dibujo, actualmente don Marcial reparte su tiempo para compartir su pasión por el dibujo, prueba de ello son sus visitas continuas al Centro de Readaptación Social (CERESO) y de igual manera acude a impartir clase de dibujo en el albergue tutelar para menores infractores, don Marcial Frías Organista actualmente se encuentra al frente del taller de dibujo y pintura que se ubica al interior del Zoológico “Zoochilpan”.
Lamentablemente hoy llegamos al final de esta serie de entrevistas, las cuales fueron un reconocimiento para don Marcial Frías Organista, el hecho de que apareciera en esta sección fue regresarle un poco de lo mucho que él dio a este deporte de la lucha libre, es obsequiarle un valor como aficionado y como ser humano, ya que si usted alguna vez decide visitarlo se encontrará con una persona paciente, amable y cordial, muchas gracias don Marcial por confiar en un servidor, de igual manera agradezco a usted amable lector que con su atención le dio vida e importancia al andar de nuestro invitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.