Misión cumplida en el 4º Reto Vallecitos-Petatlán

Comparte nuestras redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Por: Noé DOMÍNGUEZ MARIANO
Un total de 234 ciclistas de diferentes estados, así como diversos municipios de Guerrero, participaron en el 4º Reto Vallecitos-Petatlán, quienes disfrutaron de una gran aventura por sinuosos caminos y bellos paisajes en la agreste serranía. Los amantes de la bicicleta, provenientes Jojutla, Morelos; Morelia y Lázaro Cárdenas, Michoacán; así como de diversos clubes de Chilpancingo, Tecpan, Zihuatanejo y Petatlán, se reunieron en la comunidad Apatzingán de las Flores, en la sierra de este municipio desde donde se dio el arranque.
El pelotón de 234 ciclistas inscritos en esta rodada organizada por el club “Rueda Peta Rueda”; a la cita llegaron deportistas de Jojutla, Morelos, Lázaro Cárdenas y Morelia Michoacán, Chilpancingo, Tecpan de Galeana, Zihuatanejo y de Petatlán. De acuerdo con el Presidente del comité organizador, Enior Catalán Abarca, alrededor de 60 ciclistas efectuaron más del doble de la ruta, pues partieron desde Zihuatanejo, cubriendo un recorrido de más de 110 kilómetros, y el resto cubrieron más de 55 kilómetros que culminaron en un balneario de Petatlán, donde compartieron el pan y la sal.
Los apasionados ciclistas pedalearon duro y recorrieron sinuosos caminos de terracería, pasaron por comunidades serranas: Mesas de Bravo, Rabo de Iguana, El Capirillo, El Patacual, Murga, entre otros, que se ubicaban a una altura aproximada a los 2 mil metros sobre el nivel del mar. Fue un recorrido muy exigente y rudo, pues algunos pedalistas sufrieron caídas, derrapones, con lesiones leves, alguna descompostura de sus vehículos, hasta ponchaduras y cansancio extenuante lo que hizo que algunos se vieran obligados a subirse a las barredoras (vehículos de auxilio y apoyo), pero la gran mayoría logró cumplir el reto.
En la ruta trazada se establecieron puntos de hidratación y auxilio, donde los deportistas podían comer plátanos, naranjas dulces y chocolates, para tomar energía y seguir pedaleando intensamente. Al llegar a la cabecera municipal de Petatlán, en el punto final, todos recibieron sus medallas como ganadores, pues no se trató de una competencia sino de una convivencia deportiva para fomentar el ciclismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *